Restaurante El Cocinillas, una mezcla de sabores y de países

El restaurante El Cocinillas es un pequeño local con las paredes de ladrillo visto pintadas de blanco, con las mesas vestidas de manteles blancos, sillas oscuras y algunos muebles de madera antiguos. Una decoración cuidada, chic y  muy agradable. Un restaurante con grandes ventanales a la calle. Está muy cerca de la calle Fuencarral, en pleno barrio de Malasaña; un barrio en constante movimiento y a la caza de las últimas tendencias.

Ventanales del restaurante El Cocinillas

Comedor

La carta, escrita a mano, está encabezada con este texto “El Cocinillas y sus platos son un guiño a la familia, a mi infancia… los aromas de la cocina, el gusto por la gastronomía y la mezcla de sabores italianos, morunos, franceses, españoles… Son los recuerdos de la abuela, los recuerdos de Memé”. Una declaración de intenciones sobre el tipo de comida, con muchos guiños internacionales, que vamos a encontrar.

El restaurante El Cocinillas, me lo han recomendado dos amigos ajenos al circuito blogger y me ha hecho mucha ilusión hacerles caso, e ir a conocer el restaurante. Hemos ido un grupo de amigos, a celebrar el cumpleaños de una gran amiga.

Entrada al restaurante

La carta no es muy larga, pero muy sugerente, a mí me gustaban todos los platos. Hemos compartido los entrantes y los postres y un plato principal para cada uno.

La primera sorpresa viene al pedir las bebidas, porque nos han puesto una jarra de agua, sí señores, con agua del ayuntamiento, del mismísimo Canal de Isabel II, con muchos hielos. El agua de Madrid es excelente y es un detallazo que no intenten facturarte por ella. Hemos pedido además un vino Ochoa Rosado de Lágrima de Bodegas Ochoa.

Platos del restaurante El Cocinillas

Mantequilla con tomates secos, parmesano y albahaca

Nos han traído un aperitivo Mantequilla con tomates secos, parmesano y albahaca, servida con forma de bola de helado, acompañado de rebanadas de pan. Una mantequilla diferente de la habitual, que estaba muy buena. Te pones a untar pan y te olvidas de todo.

Mantequilla con tomates secos, parmesano y albahaca

Salmorejo con picadillo de aguacate, sardina ahumada y aceite de oliva

Hemos elegido varios entrantes entre ellos el Salmorejo con picadillo de aguacate, sardina ahumada y aceite de oliva, que nos ha recomendado encarecidamente la camarera. Es un plato que me encanta, así que no ha sido ningún sacrificio. Estaba espectacular. El salmorejo riquísimo, las sardinas con un lomo muy grueso muy buenas y la combinación con el aguacate estupendo. Lleva también unas tostas de pan así que es un plato muy contundente. Lleva casi más tropezones que salmorejo.

Salmorejo con picadillo de aguacate, sardina ahumada y aceite de oliva

Flores de calabacín rellenas de ricotta y albahaca fresca

El segundo entrante han sido Flores de calabacín rellenas de ricotta y albahaca fresca. Un plato nuevo en la carta, muy original y delicado, con una textura muy suave, con una base de pesto que estaba muy rico, Pocas veces he comido flores de calabacín, pero suelen hacerlas muy aceitosas. Estas estaban perfectas.

Flores de calabacín rellenas de ricotta y albahaca fresca

Timbal de aguacate con chipirones al ajillo

Uno de mis platos favoritos son los chipirones y siempre que hay un plato en una carta que los lleva, los pido. En el restaurante El Cocinillas el plato se llama Timbal de aguacate con chipirones al ajillo. Sobre una base de aguacate cortado en trocitos ponen unos chipirones al ajillo. Un plato sorprendente que me ha encantado. Los chipirones tiernos y en su punto y combinan muy bien con el aguacate.

Timbal de aguacate con chipirones al ajillo

Huevos de corral con tomates deshidratados y Parmigiano

El último plato que hemos compartido han sido Huevos de corral estrellados con tomates deshidratados, parmigiano y aroma de tartufo. El huevo estaba muy cuajado y la yema dura, a mí este plato me gusta mucho más cuando la yema está blandita y líquida.

Huevos de corral con tomates deshidratados y parmigiano

Tagine de pollo con limón confitado y aceitunas

El plato que yo he elegido y que estaba delicioso ha sido Tagine de pollo con limón confitado y aceitunas. El pollo sabroso, muy aromatizado, en su punto y el cuscús muy rico, con la sémola suelta. Un platazo del restaurante El Cocinillas. Me encanta el pollo bien guisado y éste lo estaba.

Tagine de pollo con limón confitado y aceitunas

Lubina salvaje con verduras salteadas y ali oli de membrillo

Otros platos que han tomado mis amigos, y que yo he probado, han sido Lubina salvaje con verduras salteadas y ali oli de membrillo. Buen plato, las verduras de color oscuro, poco reconocibles, son patatas rojas.

Lubina salvaje con verduras salteadas y ali oli de membrillo

Bacalao con tomate confitado y ali oli gratinado

Otra amiga ha tomado Bacalao con tomate confitado y ali oli gratinado. Un lomo muy bueno de bacalao, sobre una base de pimiento asado y tomate confitado. Otro plato muy rico.

Bacalao con tomate confitado y ali oli gratinado

Cuscús de suprema de mero con vegetales

El restaurante El Cocinillas me ha sorprendido con unos platos muy bien elaborados y muy bien emplatados. La única nota negativa, ha sido el plato de Cuscús de suprema de mero con vegetales. La presentación es excelente lo sirven sobre una base de cuscús y encima una brocheta con el mero, un trozo de calabaza y pimiento asado. El mero estaba muy seco, muy poco apetecible. El sabor del plato era bueno, pero la textura del mero era fatal.

Cuscús de suprema de mero con vegetales

Postres

Todos los platos, tanto los entrantes como los principales, son muy grandes, tienen una buena ración y estábamos bastante llenos para tomar postre, pero hemos compartido dos postres espectaculares, en los que el restaurante El Cocinillas se desenvuelve de maravilla y sube mucho el nivel.

El primero ha sido Tarta clásica de limón con masa sableux, una especie de masa quebrada dulce, con la que se hace la base de la tarta, que tiene una textura arenosa que se desmorona en la boca. La cobertura de la tarta simplemente espectacular, potente sabor a limón, sin acidez. Un postre delicioso, la mejor tarta de limón que he tomado.

Tarta clásica de limón

El soufflé de chocolate negro con helado de vainilla, estaba a la altura del anterior. Otro postre estupendo. Sabor a chocolate, chocolate, con una textura muy jugosa. La característica común de estos dos postres es que están muy ricos, no son nada pesados y tienen el punto de dulzor perfecto.

Soufflé de chocolate negro con helado de vainilla

Me ha gustado el restaurante El Cocinillas y su cocina cuidada, muy bien presentada, con guiños internacionales, a muy buen precio y en un local con mucho encanto, en uno de los barrios más activos de Madrid, el de Malasaña. El ticket medio está entre 25 y 30 €. El servicio es agradable y atento y es un sitio de esos que te gustan nada más entrar. ¡Os lo recomiendo, os va a gustar! 

RESTAURANTE EL COCINILLAS

Dirección: Calle de San Joaquín, 3. Madrid

Teléfono: 915 23 29 60

Barrio: Centro. Zona: Tribunal

Web: ww.restauranteelcocinillas.com

Redes Sociales: Facebook | Instagram

Acerca de Eva Garcinuño

Me llamo Eva Garcinuño, me encanta la gastronomía y disfrutar de todas las propuestas que ofrece, desde las más vanguardistas a la cocina tradicional, con una parada especial en la comida asiática, de la que estoy absolutamente enamorada.

También te puede interesar esto

Gigi Meet Me Bar

Gigi Meet Me Bar, calidez, detalles y mimo en una carta muy original

Gigi Meet Me Bar es un pequeño y coqueto restaurante, situado en la calle Luchana …

Añadir un comentario

No hay comentarios, ¡Se el primero!

Notificación de
avatar
wpDiscuz